Al observar el mundo digital, podemos ver, que en el existen diversas aplicaciones  que encontramos en las computadoras, los smartphone o teléfonos inteligentes, las tabletas,  la nube entre otros ; con las cuales interactuamos diariamente, ya sea para compras en línea, comunicarnos con familiares o amigos, jugar, realizar investigaciones entre otras cosas.  Todo este mundo de aplicaciones es creado por un grupo de personas que siguiendo una serie de pasos logran el  desarrollo del software.

Desarrollar un software significa  crearlo o construirlo, para ello, se sigue una metodología en forma de espiral que conlleva una serie de pasos  e involucra a un grupo de personas como: el cliente, a quien se le presenta un problema en su empresa y quiere solucionarlo, el analista en sistema que se encarga de hacer llegar todas las necesidades y requerimientos del cliente a los programadores expertos e  innovadores, quienes realizan la codificación y diseño del software con tecnología de última generación, para luego proceder a probarlo e instalarlo.  Al realizar las pruebas es donde los usuarios o clientes observaran si el desarrollo del software ha cumplido su propósito. Una de las etapas del proceso que no debe descuidarse son los mantenimientos o soportes, los cuales pueden ser preventivos, correctivos, adaptativos y perfectivos.

El  mundo de los desarrolladores de Software y Apps  ha contado con diferentes enfoques que han evolucionado y fortalecido sus tareas y técnicas, entre las cuales podemos destacar  el diseño UI y el UX.  Cuando se habla del diseño UI se hace referencia a la interface, lo que el usuario ve cuando entra en la web; por otra parte está el diseño UX, el cual,  tiene como finalidad la creación de productos que den solución a las necesidades concretas de los usuarios finales, logrando una mayor satisfacción y la mejor experiencia de uso posible realizando el mínimo esfuerzo. El desarrollador UX piensa en el usuario durante todo el proceso. Una buena experiencia de usuario produce clientes apasionados y felices.